Instalación Fresca de Snow Leopard

d0026809_47748ae703a9cHaciendo una búsqueda en Google de ejemplos de instalaciones de Snow Leopard, muchas personas han informado sobre la casi completa ausencia de problemas al actualizar de Leopard. Ya que ya había hecho eso cuando migre de Tiger a Leopard, y que ya tenía bastante basura acumulada en mi Mac, preferí una instalación fresca para forzarme a “limpiar” mi sistema.

Hacer una instalación fresca de cualquier SO es laborioso, pero conociendo la Mac y con un buen grado de preparación, la transición se llevó a cabo suavemente.

Para aquellos que lo piensan hacer en un futuro cercano, les proporciono el procedimiento que yo seguí:

  1. Antes de comenzar, consideren la razón por la que quieren hacer una instalación fresca. Es probable que no sea necesario y una actualización directa es muchísimo más rápido y práctico. Si la computadora es relativamente nueva (1 año o menos), o se ha hecho una instalación fresca en el último año, yo mejor recomendaría una actualización directa.
  2. Si están convencidos de que quieren hacer una instalación fresca, hagan una lista de todas sus aplicaciones esenciales y los números seriales que necesitarán al reinstalarlos. Me refiero a “esenciales” como aquellos que están seguros que necesitarán. Sean muy estrictos con esto; la razón de hacer una instalación fresca es remover toda la basura.
  3. También hagan un poco de investigación para ver si alguna de sus aplicaciones esenciales son compatibles con Snow Leopard. Pero, no se preocupen. De mi lista, sólo dos aplicaciones (de casi 30) fueron sólo parcialmente compatibles: iGetteriGlasses. Sólo una no fue compatible: PTHVolume, con la que he reemplazado con Soundsource.
  4. Insisto, sólo aplicaciones e información esenciales. No se preocupen si creen que después necesiten algo, lo pueden recuperar después haciendo el siguiente paso preventivo:
  5. Hagan un clon del disco duro de su máquina; aun si ya tienen uno, hagan otro. Éste va a ser como un archivero de su “máquina pasada” en donde si se les olvidó algo, lo puede obtener de ahí. Después de alrededor de un mes pueden deshacerse de esa información. Si no han utilizado algo del archivero en un mes, pueden estar seguros que no les era necesario.
  6. Desautoricen su instalación de iTunes, ya que así no tendrán que re-iniciar su cuenta.
  7. Comienza la instalación. Metan el DVD de instalación, y  re-inicien su Mac teniendo la tecla “C” presionada. Por alguna extraña razón, Apple no ofrece la opción de “Erase and Install”, así que tienen que borrar los datos en la partición de Leopard manualmente. Para eso, después de que escojan su lenguaje, bajo el menú de “Utilities” escojan “Disk Utility…” Esto abrirá la aplicación en la cual borrarán la partición en la que tienen instalada Leopard. Seleccionen la partición en la que quieren instalar Snow Leopard, y bajo la pestaña de “Erase”, pongan un nombre adecuada para la partición y hagan clic en el botón de “Erase…” Después de un par de segundos, pueden cerrar la aplicación y podrán proseguir con la instalación de Snow Leopard. A mí me tomó alrededor de 45 minutos para que terminara.
  8. Al reiniciar en la instalación fresca de Snow Leopard, opten por no migrar nada de su clon con el “Migration Assistant” ya que éste arrastra muchos de los archivos “basura” de los que queremos deshacernos. Aquí comienza el proceso de la migración manual del clon a la instalación de Snow Leopard:

Recomiendo primero sentar las preferencias del sistema; abran “System Preferences” y vayan ícono por ícono, jugando con las preferencias que más les acomode. También es un buen momento de sentar las preferencias del Finder y el folder de Desktop. De esta manera, tendrán una interfaz cómoda con la cual podrán proseguir con la instalación de sus aplicaciones esenciales. Para terminar, copien sus documentos del clon que están dentro de su antiguo folders de Documentos, Películas, Música, e Imágenes. Dependiendo de la cantidad de documentos que tengan, este último paso puede tomar desde media hora hasta toda la noche.

En el transcurso del mes, es probable que quieran no gastar tanto tiempo sentando las preferencias de una aplicación (como Adium), o que haya información como los Bookmarks de Safari que no saben como pasar del clon-archivero a la instalación de Snow Leopard. Toda aplicación guarda las preferencias del usuario en archivos .plist localizados en ~/Library/Preferences/ dentro del folder de casa del usuario. Si la aplicación necesita guardar más información, usualmente crea un folder con el mismo nombre de la aplicación en ~/Library/Application Support. Les recomiendo hacer una búsqueda en Google para cerciorarse cuáles archivos pasar de un lado para otro, pero echarse un clavado en esos dos folders es un buen comienzo.

Me fascina Snow Leopard; la computadora se siente muchísimo más rápida. Añadido al hecho de que Snow Leopard ocupa menos espacio que Leopard, este proceso me ha recuperado casi 20 Gb de espacio, así que es altamente recomendado si se tiene el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: